Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4460
metadata.dc.type: Informes académicos
Título : La industria de la construcción vial en el Ecuador y su significación socio-económica
Autor : Lafrebre Velastegui, Fausto
Palabras clave : TRANSPORTE TERRESTRE;OBRAS PÚBLICAS;DESARROLLO POBLACIONAL;CARRETERAS
Fecha de publicación : ago-1981
Editorial : Quito, Ecuador
IAEN
Citación : Lafebre Velástegui, Fausto. (1981). La industria de la construcción vial en el Ecuador y su significación socio-económica. Quito: IAEN. 159 p.
Resumen : Las primeras vías de circulación terrestre fueron trazadas en la antigüedad por el continuo tránsito de personas y animales: se trataba de los senderos y atajos. El advenimiento de los vehiculos de ruedas obliga construir verdaderas carreteras; así en un primer estadio pueden incluirse las carreteras construidas durante las antiguas civilizaciones de China, Fenicia y Cartago. En el mundo occidental, las carreteras propiamente dichas surgen con el desarrollo del imperio romano y su finalidad era facilitar la circulación de tropas, los abastecimientos de material alimentos y la expansión de los mercados y del comercio. Hacia fines del imperio romano de occidente, la red de carreteras alcanzaba 140.000 kilómetros. El posterior incremento de los intercambios comerciales obligo a realizar las primeras restauraciones de las antiguas rutas, iniciándose un amplio período de lentas pero continuas mejoras de las vías de comunicacion, que había de culminar con el extraordinario impulso dado por la expansión napoleónica. En estas primarias carreteras, tanto el polvo estival como el fango invernal representaban graves inconvenientes. A principios de siglo XIX, coincidiendo con el despegue industrial, el británico J. Mac Adam ideo un sistema, eficaz y poco costoso, para cubrir las superficies de las carreteras con una capa apisonada de piedras partidas. El éxito de este sistema fue tal que, el substrato de las carreteras ha seguido conservando la denominación de macadam o macadam, en recuerdo del técnico británico. De todos modos, el paulatino abandono del transporte por carruajes de tracción animal con ruedas meta locas y el paralelo advenimiento de los vehículos de motor con ruedas de caucho (neumáticos) hizo necesario recurrir a otros procedimientos, ya que la considerable tracción de este tipo de ruedas sobre el firme de las carreteras provocaba su rápida desintegración. El inconveniente se superó cubriendo las superficies con una capa de asfalto.
metadata.dc.format.extent: 159 páginas
URI : http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4460
Aparece en las colecciones: Informes Académicos

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
Lafebre Velástegui Fausto.pdf3,2 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons