Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4702
Título : Revista IAPEM - Servicio Profesional de Carrera: Nueva Institucionalidad de la Administración Pública- Número 56, Septiembre-Diciembre, 2003
Autor : Instituto de Administración Pública del Estado de México
Palabras clave : Administración Pública
Carrera Administrativa
Burocracia
Corrupción Administrativa
Fecha de publicación : dic-2003
Editorial : Ciudad de México - Instituto de Administración Pública del Estado de México, A.C. 2003
Resumen : El desarrollo de las sociedades modernas exige de las administraciones públicas mejor atención para la población civil y los grupos ciudadanos. El arte de gobernar tiene como una premisa básica cuidar la relación entre las instituciones administrativas y los gobernados, ya que la calidad en el desempeño institucional no consiste únicamente en producir los bienes y servicios que se necesitan de manera colectiva, sino procurar que junto con la satisfacción de los mismos, exista un consenso significativo sobre la forma en que se atienden los requerimientos de la vida civil, económica y política. La administración pública es el brazo principal para llevar a cabo _la gobernación de la sociedad con base en los valores y principios del Estado social y democrático de derecho en el cual tiene responsabilidades que la convierten en la institución que es común a todas las personas y grupos sociales. De sus capacidades depende que el gobierno sea entendido como una institución de servicio que se encarga de proporcionar satisfactores en términos de la igualdad, considerando la pluralidad ideológica y política de la sociedad. Le corresponde también cumplir con las responsabilidades públicas y sociales que la convierten en una institución que tiene a su cargo la organización de la vida productiva y el cumplimiento de las políticas públicas. Por tanto, las acciones de la administración pública tienen un lugar fundamental en los procesos de la vida asociada, lo cual obliga a que su capacidad de respuesta sea oportuna y eficaz ante la naturaleza rebelde de los problemas públicos. Desterrar la improvisación, la negligencia, el formalismo y las dilaciones, es condición ineludible para formar y desarrollar la administración pública moderna. Ésta es propia del desarrollo maduro y consistente que alcanzan las instituciones públicas, el cual tiene como uno de sus atributos la existencia formal y real del personal de carrera. En efecto, desde el momento en que hay continuidad en los programas y políticas, es factible identificar que más allá de la contienda política, hay un cuerpo de funcionarios que no detienen el funcionamiento de la administración pública y están comprometidos con su estabilidad y eficacia. En este caso, el personal de carrera es una válvula de seguridad que evita la interrupción operativa del gobierno, y se encarga de que su acción diferenciada y compleja, sea permanente.
URI : http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4702
ISSN : 1665-2088
Aparece en las colecciones: Revistas IAPEM

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
revista56.pdf4,62 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
revista56.png224,34 kBimage/pngVista previa
Visualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons