Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4684
Título : Revista IAPEM - Complejidad de la Gestión Interinstitucional - Número 74, Septiembre-Diciembre, 2009
Autor : Instituto de Administración Pública del Estado de México
Palabras clave : Administración Pública
Capital Social
Estado
Poder-Ciencias Sociales
Desarrollo Económico
Gobierno Local
Instituto Politécnico Nacional
Economía Laboral
Descentralización
Funcionarios Públicos
Fecha de publicación : dic-2009
Editorial : Ciudad de México - Instituto de Administración Pública del Estado de México, A.C. 2009
Resumen : El país vive desde hace un año condiciones difíciles que tienen impacto negativo tanto en la sociedad, la economía y la vida pública, lo cual favorece un ambiente de incertidumbre y pronóstico reservado. La crisis financiera que en los últimos años tiene su origen en los Estados Unidos de Norteamérica a partir de septiembre 15 de 2008, se ha extendido por todo el planeta, ocasionado la caída de la producción, el consumo y la inversión, propiciando el encarecimiento del dinero y el crédito, con lo cual el ritmo y velocidad de las economías ha disminuido hasta llegar a la etapa de la recesión en la cual México se encuentra inmerso, aunque se declare que ha llegado a su fin. Lo cierto es que no hay elementos firmes para considerar el ocaso de la propia recesión porque el consumo sigue a la baja, lo cual significa que la población tiene ante sí datos inciertos, reflejados con la caída de las ventas que ha llegado a un 77% en la escala del Índice de Confianza al Consumidor (ICC) (Excelsior, Sección Dinero, 6/11/09). El juego especulativo de los mercados financieros es el factor que obliga a los Estados a intervenir mediante planes de rescate que eviten el derrumbe de los procesos del mercado que, ante la crisis actual, no tiene los instrumentos idóneos que permitan su recuperación, si no es con la acción interventora del Estado. La falta de una regulación efectiva, acompañada de tareas firmes de supervisión, vigilancia y evaluación han permitido que el auge sin límites de las políticas liberales sea la pauta que marca los procesos de acumulación con base en condiciones asimétricas que repercuten en las sociedades, los países y las regiones. Este fenómeno provoca que el aparato financiero se sobreponga al aparato productivo, ocasionando que el movimiento de los capitales y el dinero desemboque en problemas que hoy día alteran la eficacia del intercambio mercantil. En este sentido, los grupos financieros -bancos, casas de Bolsa, financieras, hipotecarias- son los más beneficiados con el estado de cosas que se caracteriza por la disminución de la inversión, el consumo y el crédito, lo cual desarregla a los mercados productivos y de consumo en escala creciente. México no es ajeno a los movimientos favorables o desfavorables de la economía, porque en su condición de vecino de uno los mercados más grandes del mundo, ha resentido que en los Estados Unidos la caída del consumo provoque la caída de los productos de exportación. Junto con esta situación, la caída de los ingresos petroleros a consecuencia del agotamiento del pozo Canderel, provoca una crisis fiscal de proporciones considerables, lo cual obliga a valorar que el faltante de $ 300 mil millones de pesos causa a la vez, la reducción del gasto público en $ 85 mil millones de pesos. Para un país con carencias, desigualdades y ascendentes relaciones de exclusión como México, la situación es crítica, porque en el modelo actual de desarrollo no hay alternativas efectivas para superar las condiciones de emergencia que se viven.
URI : http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4684
ISSN : 1665-2088
Aparece en las colecciones: Revistas IAPEM

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
revista74.pdf1,65 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
revista74.png136,35 kBimage/pngVista previa
Visualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons