Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4683
Título : Revista IAPEM - Organización, Desempeño y Resultados - Número 75, Enero-Abril, 2010
Autor : Instituto de Administración Pública del Estado de México
Palabras clave : Administración Pública
Burocracia
Gobernanza
Gobierno Local
Seguridad Pública
Liberalismo
Economía
Trabajo
Administración Municipal
Fecha de publicación : abr-2010
Editorial : Ciudad de México - Instituto de Administración Pública del Estado de México, A.C. 2010
Resumen : La tarea de gobernar en los últimos tiempos demuestra que no tiene siempre supuestos racionales ni confiables que permitan construir escenarios seguros y por tanto, factibles de cumplir en términos de hechos a considerar, abordar y regular sin contratiempos. Un modo de entender la acción de los gobiernos en el tiempo actual, es con la aplicación del concepto de racionalidad limitada, el cual alude a las restricciones que instituciones como los gobiernos, tienen para intentar tener el control de todas las variables que se generan con la interacción de las personas y los grupos, así como de los efectos destructivos de la naturaleza provocados por ciclones, derrumbes, sismos, terremotos, tsunamis. Utilizando la visión de la teoría del caos abundan acontecimientos y hechos que en la modalidad de eventos, dan vida al desorden organizado a la manera de un sistema interdependiente y funcional que es parte de la vida comunitaria en los distintos órdenes del quehacer social, político y económico. En la visión del caos, orden y desorden son factores entrelazados que tienen modos de comportamiento cotidiano y son parte de los problemas que enfrentan la capacidad instalada de los gobiernos para regularlos a través de distintos recursos y medios de acción. En efecto, hay hechos naturales, sociales, políticos y económicos que se estructuran de manera inesperada para dar origen a condiciones en las cuales predomina lo imprevisto sobre lo previsible, situación que puede modificar de raíz la cosmovisión que se tiene antes de que sucedan. Ello obliga a que los patrones -diseño, estrategias, modelos, tecnología, acciones- de gobierno se revisen de manera continúa, debido a que la capacidad de respuesta que tienen, no puede ser universal, menos homogénea como lo pretende el esquema de la racionalidad exhaustiva, al sostener que es viable ejercer un control sobre las condiciones y las variables más conspicuas de la vida productiva y social, sin que se rompa la relación objetivos-medios. También se rompe la vigencia de las racionalidades pulcramente definidas en la tranquilidad de la vida cotidiana, con la certeza de que todo es posible anticiparlo sin mayor interferencia. La lógica de la racionalidad pulcra se desploma cuando las irracionalidades naturales y humanas son más potentes con su estallido, dado que los supuestos le toman la delantera a las afirmaciones incuestionables.
URI : http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4683
ISSN : 1665-2088
Aparece en las colecciones: Revistas IAPEM

Ficheros en este ítem:
Fichero Descripción Tamaño Formato  
revista75.pdf1,83 MBAdobe PDFVista previa
Visualizar/Abrir
revista75.png138,02 kBimage/pngVista previa
Visualizar/Abrir


Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons