Por favor, use este identificador para citar o enlazar este ítem: http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4566
metadata.dc.type: Informe Académico
Título : Informe de viaje de estudios a la región nororiental del Ecuador. La situación ambiental del área
metadata.dc.contributor.advisor: Estrella A., Gustavo
Autor : Villalobos, Mónica
Oñate, Edison
Badillo,Vinicio
De la Torre, Jorge
Pazmiño, Iván
Orodóñez, Carlos
Torres, Edwin
Palabras clave : PETRÓLEO;BIODIVERSIDAD;CONTAMINACIÓN AMBIENTAL;PROBLEMA SOCIAL;CAPACITACIÓN;DESARROLLO ECONÓMICO;TECNOLOGÍA
Fecha de publicación : dic-1993
Editorial : Quito, Ecuador
IAEN
Citación : Villalobos, et al., (1993). Informe de viaje de estudios a la región nororiental del Ecuador; la situación ambiental del área. Informe Académico. Quito: IAEN, 78 p.
Resumen : Veinte años de explotación petrolera en la Región Amazónica Ecuatoriana han producido destrucción ecológica y contaminación de sus elementos. Las empresas cuya actividad es responsable mayoritariamente por los daños contaminatorios ocasionados son: TEXACO CITY y PETROECUADOR, que han tenido a su cargo la explotación petrolera en el país durante más de dos décadas. La actividad petrolera, para las perforaciones de pozos y para la producción de crudo, está utilizando productos químicos de elevada toxicidad, los cuales son evacuados directamente sin tratamientos en los diferentes cuerpos de agua que existen en la región. Los impactos que ocasiona la actividad petrolera son: Impactos ocasionados a las poblaciones nativas y colonas, a las cuales directa o indirectamente les están usurpando su cultura y envenenado con los residuos químicos y petroleros que se arrojan a los ríos de la zona. De acuerdo a estudios realizados, se ha establecido, en los bosques impactados por la actividad petrolífera, la pérdida de un 60% del número de familias, un 71% de géneros y 72 % de especies de la flora del lugar. En el mes de noviembre de 1989, se produjo un gran derrame de petróleo de varios centenares de barriles de la piscina de recolección de aguas de formación de petróleo del pozo “Cuyabeno 15”. El petróleo descendió a través de un estero y del Rio Chespirito hacia el Rio Cuyabeno contamino a su paso los cursos de agua y las lagunas del Cuyabeno, especialmente Macurococha, Mateococha, Laguna Grande hasta las últimas lagunas Patococha y Quebrada La hormiga, llegando la contaminación a lugares apartados como Puerto Bolívar, de la Comunidad Siona en la ribera del Cuyabeno a la altura del Rio Tarapuy. La flora ha sido afectada en las áreas pantanosas donde el petróleo se estancó y en la vía que ocurrió el derrame. Actualmente se ve el efecto más dramático en riachuelos angostos, en vegetación cerrada, donde hojas, ramas y troncos están negros. Además de cientos o miles de troncos pintados de negro que afecta a la fauna que vive y camina sobre la corteza, la vegetación en las orillas de las lagunas está actualmente en plena recuperación, con excepción de Aucacoha donde el petróleo sigue acumulándose.
metadata.dc.format.extent: 78 páginas
URI : http://repositorio.iaen.edu.ec/handle/24000/4566
Aparece en las colecciones: Informes Académicos



Este ítem está sujeto a una licencia Creative Commons Licencia Creative Commons Creative Commons